Esta presentadora de la radio publica nacional NPR perdió su billetera, pero la forma en que se la devolvieron ella quedó admirada

Una noche, hace unos meses, la propia Mary Louise Kelly de NPR caminaba hacia su casa desde su librería favorita en Washington, D.C.

Había comprado tres libros y no veía la hora de llegar a casa y abrir uno frente al fuego.

“Leo tanto por trabajo que me encanta el raro placer de poder leer algo que es lo que quiero leer”, dijo.

Pero luego metió la mano en su bolsillo y se dio cuenta de que su billetera no estaba.

“Miro a mi alrededor y pienso: ‘Oh, palabra impronunciable que no debería decir al aire'”.

Así que empezó a volver sobre sus pasos.

“Estoy sobre mis manos y rodillas, mirando en las alcantarillas alrededor de las calles. Voy de un lado a otro y de un lado a otro. Mi billetera no está en ninguna parte”.

Regresó a la librería, pero nadie la había entregado. Kelly caminó a casa y estaba a punto de cancelar sus tarjetas de crédito cuando apareció un correo electrónico. Era de un hombre llamado Adam, quien dijo que había encontrado su billetera, justo donde ella había estado buscando en la acera. Había reconocido su nombre porque escucha NPR.

A través de un amigo de un amigo, Adam encontró una manera de comunicarse con ella y le dio a Kelly su número de teléfono y la dirección de su casa. Kelly hizo que enviaran un Uber a su casa y 20 minutos después, una pequeña bolsa de papel marrón llegó a los escalones de su entrada.

“Y el detalle más encantador, mientras sacaba la billetera de la bolsa, me di cuenta en el fondo, Adam había dejado caer un huevo de caramelo Cadbury, que posiblemente no sabía que era mi favorito absoluto”, dijo.

Kelly dijo que la amabilidad del gesto de Adam se ha quedado con ella.

“Hay tantas historias de villanía en el mundo, de maldad, de codicia y corrupción y maldad, que encontrar la más simple de las historias, de gente amable, buena gente dispuesta a salir de su camino y hacer un buen giro para un extraño, se siente digno de compartir”, dijo.

“Hay buenas personas en este mundo. Hay personas amables en este mundo listas para hacer todo lo posible para ayudar a un extraño. Y estoy agradecido con estos extraños por recordármelo. Y buscaré oportunidades para pagar”. adelante”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.